martes, 13 de julio de 2010

Profesores sin salario

El ser profesor en un centro educativo público es una verdadera proeza, no solo porque deben lidiar con armas, drogas, jóvenes que no quieren obedecer y “derechos del niño” que no permiten un correcta corrección del menor; sino que también en muchos casos se debe cumplir toda esta labor de gratis.
Este es el caso de una profesora de un colegio nocturno de Hatillo

Shirley es madre de 4 hijos, la menor tiene 8 meses. Su esposo también es profesor en un colegio diurno, ambos trabajan por lo tanto para el sector de la educación pública.
Ella tiene 4 meses de estar laborando y hasta el día de hoy no ha recibido ni un solo “cinco”, ¡le deben la totalidad de su salario!.
Él si recibe su salario, pero su nombramiento caduca el 30 de julio del corriente y aún no se lo han renovado.
Para la alimentación de 4 hijos, cuentan con menos de 300 mil colones mensuales (salario bruto), hasta el 30 de este mes.
¿Qué pasará cuando finalice el nombramiento de él? ¿Cuándo el ministerio le pagará a esta profesora que por el momento trabaja de gratis?
¿Será que don Leonardo Garnier tampoco ha recibido su primer salario y debe “jugársela como un vaquero”?

¡Una barbaridad total!

Esta situación que vive esta familia de educadores no es única, es la realidad de muchas otras familias que deben esperar a que el Ministerio de Educación Pública (MEP) se “digne” a reconocer económicamente su labor.
Ante todo esto “solo queda esperar”, en palabras de Shirley.

1 comentario:

Javier López dijo...

Por medio de su cuenta en Twitter, el Ministro de Educación, Leonardo Garnier, indicó este 13 de julio que va a averiguar tanto el caso de Shirley, como el de otra educadora alajuelense que está pasando por la misma situación.
Estamos a la espera de resultados.