viernes, 2 de julio de 2010

La verdad sobre la invasión militar a Costa Rica


* USS Makin Island, uno de los portaviones con permiso para atracar en Costa Rica

En horas de la noche de este 1º de julio, 31 diputados del Partido Liberación Nacional (PLN), Movimiento Libertario (ML) y Renovación Costarricense (RC) aprobaron el atraque y permanencia de 46 buques de guerra fuertemente armados (incluidos vehículos terrestres y aéreos de ataque) y 7000 militares estadounidenses, en territorio costarricense.

Según el permiso “El personal de los Estados Unidos en Costa Rica podrá disfrutar de libertad de movimiento y el derecho de realizar las actividades que considere necesarias en el desempeño de su misión…”, lo cual incluye el poder portar su uniforme militar en cualquier parte del país.

Otro punto muy preocupante es el siguiente:
   “El Gobierno de Costa Rica y el Gobierno de los Estados Unidos no formularán reclamos, con excepción de aquellos contractuales, en contra del otro por daño, pérdida o destrucción de la propiedad del otro, lesiones o muerte del personal de ambos que surgieran de las actividades a las cuales se le aplica este acuerdo.”
Pero cual es la verdad detrás de esto, ¿es de verdad por la lucha con el narcotráfico?

¿La verdad?

Después de la aprobación, de esta atrocidad por parte de los diputados, el diputado Carlos Humberto Góngora Fuentes le dijo al plenario: “…dicen que Venezuela está lista para recibir poderoso armamento ruso y, además, aprobamos esto porque creemos en la lucha anti narcotráfico…” (Acta 39 del 1/7/2010, página 48).
Entonces, ¿narcotráfico o acto bélico?.

¿Y los casos de violación a los derechos humanos realizados por los militares estadounidenses en este tipo de actividades de “ayuda”?

Si la excusa es la guerra abierta contra el narcotráfico, tenemos el ejemplo de México, en donde a enero del 2010 ya se contabilizaban 16 mil muertos, lo repito, 16 000 MUERTOS.
¿Será realmente esto lo que queremos para nuestro país? Sí se debe dar una lucha fuerte contra el narcotráfico, pero esta no es la manera.

No se extrañe si mañana está jugando con sus hijos en el Parque de La Paz y ve pasar un tanque de guerra, o si se pone a darle forma a las nubes y un F40 irrumpe en el paisaje. No, no está en Pakistán ni en Bielorrusia, está en la Costa Rica que están forjando nuestros “queridos” diputados.

El transfondo es peligroso, las consecuencias pueden ser desastrosas y lo aprobado el día de ayer ya es vergonzoso. Nuevamente Costa Rica se pone como escabel para los pies del tío Sam, ofreciéndole nuestro territorio para la lucha contra… ¿el narcotráfico?

Todo esto de la mano de tres bancadas legislativas que en sus primeros 2 meses de labores solo han pisoteado al pueblo que errónea o ilusamente los eligió.

2 comentarios:

Javier López dijo...

A las 2:45 p.m., a travez de su cuenta en Twitter, Laura Chinchilla dijo que no permitirá la militarización en la lucha anti-drogas. Un punto importante en el que refleja que escucha la voz del pueblo.

francel dijo...

Sin palabras....